Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Consejos útiles para el Manejo Manual de Cargas (MMC)

Se trata de una actividad recurrente y, prácticamente transversal a todos los sectores económicos del país. La verdad es que sólo considerando la definición de carga, es difícil imaginar una organización donde no existan tareas que impliquen manejo manual. Por eso, es importante conocer la normativa que reglamenta su manipulación, además de algunos consejos útiles para no sufrir lesiones.
De acuerdo a las estadísticas de las empresas afiliadas a la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), los accidentes laborales y enfermedades profesionales producto del manejo manual de carga, representan la tercera causa de accidentes en número de casos, después de las caídas desde un mismo o distinto nivel, y los golpes por o contra objetos.
El síndrome de dolor lumbar o lumbago, producto de sobre-esfuerzos físicos, es la principal lesión asociada al manejo manual de carga. Durante 2009, en las empresas asociadas a ACHS se produjeron 15.702 casos por sobreesfuerzo, ya sea debido al movimiento o transporte de peso excesivo o movimientos bruscos, lo que representa al 16 % del total de causas de accidentes. El 80% de estos casos afecta a hombres y el 63,5% de los trastornos reportados, ocurren en trabajadores entre 25 y 44 años de edad.
Normativa: Ley Nº 20.001
La lesión musculo-esquelética, especialmente de la zona dorso-lumbar, es un agente de riesgo de extendida presencia en el país y con un apreciable número de trabajadores que sufren sus secuelas, derivada precisamente de la falta de medidas adecuadas en la manipulación manual de carga.
Por esta razón, y ante los riesgos que representa para la seguridad y salud de los trabajadores el manejo manual de cargas, en agosto de 2005 entró en vigencia la Ley Nº 20.001 que “regula el peso máximo de carga humana”, cuya normativa asociada a esta Ley, se encuentra reglamentada en el Decreto Supremo Nº63/2005 del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.
Tanto el sentido de la Ley, como de su Reglamento, apuntan a que en los lugares de trabajo se evite al máximo el manejo manual de carga o, de lo contrario, que se utilicen medios técnicos para estos efectos (automatización de los procesos o ayudas mecánicas).
El deber de protección obliga al empleador a adoptar medidas de control y supervisión que apunten a la protección efectiva y eficaz de la seguridad y salud de los trabajadores, que en el caso del manejo manual de carga no se limita sólo a no sobrepasar los límites generales de carga humana, sino que debe hacer una correcta identificación y evaluación de sus riesgos; establecer procedimientos de trabajo seguro; informar y capacitar a los trabajadores sobre la manipulación correcta de cargas; tener medidas de supervisión para el cumplimiento de las normas de seguridad, entre otras. Todas ellas están contenidas en la “Guía Técnica para la evaluación y control de los riesgos asociados al manejo o manipulación manual de carga”, que usted puede descargar haciendo clic aquí.


Manejo o manipulación manual de carga:
Es cualquier labor que requiera principalmente el uso de fuerza humana para: Levantar, Sostener, Portar, Descender, Colocar, Empujar, Desplazar y/o Transportar un objeto.
Ejecutar cualquier otra acción que permita poner en movimiento o detener un objeto.
¿Qué es una carga?
Carga es cualquier objeto, animado o inanimado, que se requiera mover utilizando fuerza humana y cuyo peso supere los 3 kilógramos
Límites de carga máxima
El peso de la carga es uno de los principales factores a la hora de evaluar el riesgo en la manipulación manual.
  • Cuando el manejo o manipulación manual de carga sea inevitable y las ayudas mecánicas no puedan usarse, no se permitirá, en el caso de los hombres, que se opere con cargas superiores a 50 kg.
  • En el caso de menores de 18 años y de mujeres, la carga máxima de manejo o manipulación manual será de 20 kg.
  • Están prohibidas las operaciones de carga y descarga manual para las mujeres embarazadas.

“Manual de Manejo y Manipulación de Carga” (Guía Técnica)
Documento desarrollado por el Departamento de Ergonomía ACHS para la Dirección del Trabajo. Ésta es una guía especializada que ayuda a prevenir y educar en el correcto movimiento de elementos pesados, documento que se encuentra disponible para descargar en nuestro portal achs.cl y en la web de la Dirección del Trabajo:
Fuente: Gerencia de Prevención, Asociación Chilena de Seguridad (ACHS)
video

jueves, 22 de septiembre de 2011

PESO MAXIMO DE CARGA


En aquellas labores en la cual la manipulación manual de cargas se hace inevitable y las ayudas mecánicas no pueden usarse, los trabajadores no deberán operar cargas superiores a 50 kilos.
Para los menores de 18 años y las mujeres no podrán llevar, transportar, cargar, arrastrar o empujar manualmente, y sin ayuda mecánica, cargas superiores a los 20 kilos.
En el caso de las mujeres embarazadas, tienen prohibidas las operaciones de carga y descarga manual.
No obstante lo anterior, se hace necesario señalar que los pesos de carga señalados precedentemente, son pesos de carga máxima, lo cual no implica que necesariamente se deba cargar dichos pesos. La manipulación de carga con esos pesos debe quedar a las condiciones físicas del trabajador que realizará la labor, factor que debe considerar el empleador al momento de ordenar la ejecución del trabajo. (Ley Nº 20.001, regula el peso máxima de carga humana)


Manipulacion Manual de carga

El levantamiento, manejo y transporte de cargas está asociado a una alta incidencia de alteraciones de la salud que afectan a la espalda.   En el ámbito de la empresa, la información y el adiestramiento de las personas en las técnicas de la manutención de cargas es uno de los aspectos fundamentales de la prevención del dolor de espalda.     A continuación se enumeran una serie de medidas preventivas que pueden ayudar a evitar estos problemas y que se pueden aplicar  tanto en trabajos específicos de manipulación de cargas como en otras actividades (construcción, carpintería, mecánica, etc.) en las que el movimiento y el transporte de cargas forma parte de la práctica habitual del trabajo.   Sin embargo, no hay que olvidar que estas recomendaciones son generales y que, como indica la legislación especial sobre la materia, el empresario tiene la obligación de evaluar cada situación concreta de trabajo y tomar las medidas necesarias para trabajar de forma segura.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

1.     Examinar la carga antes de manipularla: localizar zonas que pueden resultar peligrosas en el momento de su agarre y manipulación (aristas, bordes afilados, puntas de clavos, etc.)                 
2.     Planificar el levantamiento: decidir el punto o puntos de agarre más adecuados, dónde hay que depositar la carga y apartar del trayecto cualquier elemento que pueda interferir en el transporte.
3.     Seguir cinco reglas básicas en el momento de levantar la carga: separar los pies hasta conseguir una postura estable; doblar las rodillas; acercar al máximo el objeto al cuerpo; levantar el peso gradualmente y sin sacudidas; y no girar el tronco mientras se está levantando la carga (es preferible pivotar sobre los pies).
4.     Manejar una carga entre dos personas siempre que el objeto tenga, con independencia de su peso, al menos dos dimensiones superiores a 76 cms; cuando una persona tenga que levantar un peso superior al permitido legalmente y su trabajo habitual no sea el de manipulación de cargas; y cuando el objeto sea muy largo y una sola persona no pueda trasladarlo de forma estable.
5.     Situar la carga en el lugar más favorable para la persona que tiene que manipularla, de manera que la carga esté cerca de ella, enfrente y a la altura de la cadera.
6.     Utilizar ayudas mecánicas, siempre que sea posible.    En los alcances a distancias importantes se pueden usar ganchos o varas.    La hiperextensión del tronco se evita colocando escaleras o tarimas. 
7.     Transportar la carga a la altura de la cadera y lo más cerca posible del cuerpo.   Si el transporte se realiza con un solo brazo, se deberán evitar inclinaciones laterales de la columna.
8.     Evitar los trabajos que se realizan de forma continuada en una misma postura.   Se debe promover  la alternancia de las tareas y la realización de pausas, que se establecerán en función de cada persona y del esfuerzo que exija el puesto de trabajo.                 
9.     En general, el peso máximo recomendado en trabajos habituales de manipulación de cargas es, en unas condiciones favorables de manejo e ideales de levantamiento, de 25 kg.    Sin embargo, si se quiere proteger a la mayoría de la población trabajadora (mujeres, jóvenes, personas de edad…), el peso máximo recomendado es de 15 kg.   En trabajos esporádicos de manipulación de cargas, para un trabajador sano y entrenado, el peso permitido puede llegar hasta los 50 kg.  (Para un mejor alcance en la materia, se adjunta texto de la Ley Nº20.001, del 05.02.2005).
10.   El empresario debe aplicar las medidas de organización del trabajo adecuadas, así como proporcionar los medios para realizar el trabajo de forma segura. 
11.   El empresario deberá garantizar que las personas que trabajan reciban una formación e información adecuada a los riesgos derivados de la manipulación manual de cargas, así como que se adopten las medidas de prevención y protección necesarias; en particular, lo hará sobre la forma correcta de manipular las cargas, el peso de éstas y sobre su centro la gravedad o lado más pesado.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Manejo Manual de Carga

video

Accidentalidad por manejo manual de carga

ACCIDENTALIDAD POR MANIPULACIÓN MANUAL DE CARGAS


 
Es difícil obtener estadísticas de accidentalidad específicamente relacionadas con la manipulación manual de cargas, ya que puede incluir tanto lesiones en la espalda en su diferentes zonas, en los hombros y brazos, hasta golpes, contusiones, luxaciones y caídas, que pueden tener como una de las causas que las provoca el inadecuado movimiento manual de cargas: Resulta difícil precisar y establecer la causa específica que origina la lesión, pero aunque no se puede afirmar que la incidencia de patologías en la columna tiene como origen exclusivo el trabajo físico, la relación entre lumbalgias y la manipulación manual de cargas es evidente, ya que la elevación y movimiento manual de cargas supone someter a altas tensiones mecánicas al sistema músculo-esquelético.

El mayor número de hernias discales provocadas por manipulación de cargas se presenta en el disco intervertebral L5/S1, seguido por el L4/L5; debido a esto, desde un punto de vista biomecánico se considera a la presión lumbosacra como la causa más importante relacionada con la patología lumbar de origen laboral.

La determinación de la tensión en la columna es uno de los factores en que se basan varios de los métodos de evaluación ergonómica para establecer los límites de carga y frecuencia que protejan del dolor y del daño a quien realiza este tipo de tareas.

La accidentalidad por manipulación de cargas presenta principalmente dos aspectos a considerar:

  1. Accidentes directos, tales como golpes, rasguños, sobreesfuerzos, aplastamientos, etc., que suelen originar lesiones concretas, generalmente traumáticas y que están motivadas por causas que se dan en un momento determinado, casi siempre por manipular cargas que están muy por encima de nuestras posibilidades.


 
  1. Accidentes y lesiones que se producen por un mal diseño de la tarea, tanto desde el punto de vista geométrico como del propio proceso, que generalmente se van gestando poco a poco hasta degenerar en dolores o lesiones de espalda, siendo los principales factores de riesgo el peso de las cargas manipuladas y la frecuencia con que se realizan

.
En forma general las diferentes guías y recomendaciones relacionadas con el movimiento manual de carga coinciden en señalar que se incrementa el nivel de riesgo al realizar este tipo de actividad cuando:

  • La carga es muy pesada y/o voluminosa.
  • Es de forma irregular e inestable, que por su forma obliga a quien transporta la carga a adoptar posturas inadecuadas, como torsiones e inclinaciones del tronco, posturas inadecuadas de brazos, piernas y manos, o posturas que proporcionan poco soporte al cuerpo.
  • El espacio para realizar la actividad es insuficiente y no permite adoptar una postura adecuada.
  • El suelo presenta desniveles, es inestable o resbaloso.
  • Las condiciones climáticas de circulación de aire y humedad ambiental son poco favorables para realizar este tipo de actividad.
  • Los esfuerzos son frecuentes o prolongados, y en forma especial cuando el ritmo de trabajo no puede ser determinado por quien realiza la actividad o cuando los períodos de descanso y recuperación son insuficientes.
  • La altura inicial, la final, o ambas son muy elevadas o presentan una gran diferencia de alturas entre ambas.
  • El operador carece de la capacitación adecuada para realizar la actividad.
  • La capacidad física del operador es inadecuada para realizar la tarea.


Para realizar actividades relacionadas con el movimiento manual de cargas es común utilizar fajas o cinturones; diversas instituciones de diferentes partes del mundo han realizado estudios sobre el impacto o prevención en el riesgo que representa este tipo de actividad con su uso, pero hasta el momento no se ha encontrado evidencia de que su uso prevenga de lesiones en la espalda. Al parecer, únicamente sirve como "recordatorio" a quien la usa para realizar de mejor manera el movimiento, es decir, flexionando las piernas y sin inclinar la espalda, para que las piernas sean las que realicen la mayor parte del esfuerzo, pero de ninguna manera han demostrado su utilidad en la prevención de lesiones y dolor de espalda.

Para disminuir el riesgo de accidentes en el transporte y elevación de cargas lo más recomendable es:
  • Utilizar en la medida de lo posible ayudas mecánicas adecuadas.
  • Observar la carga y sus características antes de levantarla o transportarla para determinar la posibilidad de cambio en su forma, los mejores puntos de agarre y posibles puntos peligrosos.
  • En caso de cargas de peso elevado, formas irregulares, o cuando se requiere adoptar posiciones inadecuadas para levantarla o dejarla, el movimiento se debe realizar entre dos o más personas.
  • Revisar que en la ruta de tránsito y en el punto donde se depositará se encuentre libre de obstáculos, y en la medida de lo posible, que el piso no tenga desniveles o sea resbaloso.
  • Utilizar vestimenta, calzado y guantes adecuado para la actividad y de la medida apropiada para quien la realiza. La vestimenta no debe representar un riesgo al atorarse con la carga u otros objetos.
  • Adoptar una postura estable y equilibrada para el levantamiento, con los pies separados y el objeto a cargar lo más cercano posible al cuerpo.
  • Doblar las piernas y mantener la espalda derecha para el levantamiento de la carga, de tal forma que la columna vertebral esté siempre en una posición adecuada y que las piernas sean las que realicen la mayor parte del esfuerzo.
  • No se debe realizar la carga con movimientos bruscos o mover de forma rápida la carga.
  • No girar o inclinar el tronco, ni adoptar posturas inadecuadas o forzadas.
  • Sujete firmemente la carga con ambas manos para repartir el esfuerzo.
  • Si es necesario cambiar el punto de agarre se debe apoyar la carga.
  • Si se requiere levantar la carga a una altura por arriba de la cintura, no se debe levantar en un solo movimiento, permitiendo por lo menos una pausa intermedia para cambiar el punto de agarre.